ARQUEOLOGIA EXPERIMENTAL

PARQUE ARQUEOLÓGICO
PROYECTO DE ARQUEOLOGÍA EXPERIMENTAL
"Poblado Cántabro de Argüeso, otra manera de vivir la historia.."

sábado, 2 de enero de 2021

CONTRUCCION TRADICIONAL, TECHOS DE ESCOBA



A lo largo de nuestra vida como proyecto hemos ido aprendiendo cada día un poquito mas sobre las técnicas constructivas utilizadas en las cabañas de la Edad Hierro, pero siempre teniendo como base, construcciones tradicionales que todavía hoy se conservan en muchos lugares de la Península Ibérica y de Europa.

Esta observación, y sobre el trabajo práctico de arreglarlos y hacerlos,  nos ha dado gran cantidad de datos  con respecto a la  construcción, materiales, durabilidad, trucos de acabado, época de recogida de materiales, maneras de preparacion, y  un sin sin de cosas.

La practica y la recogida de estas expereriencias en documentos fotograficos y diarios de trabajo, son fundamentales para que nuestro trabajo tenga un fondo cientifico, que esperemos pueda valer en futuros estudios sobre la Edad de Hierro.

La escoba o retama negra, (Cytisus scoparius), es un material que crece en altitudes de mas de 1500 mts  en zonas más bien degradadas. Este material tambien ha sido utilizado en muchos lugares para la fabricación de escobas para barrer, en épocas en las que los suelos de las casas eran de barro  piedra, o tambien las cuadras.

En Asturias, concretamente en el valle de Somiedo  existen todavía los llamados Teitos. Autenticas obras de arquitectura tradicional, construcciones que aún hoy se utilizan como cuadras, aunque también  existen casas con techumbres vegetales como las que solamente ya se pueden ver en el pueblo de Veigas.

Son estos lugares donde el trabajo de campo que hemos hecho durante 30 años, se ha llevado a cabo, conociendo en primera persona esta técnica constructiva.

Uno de nuestros objetivos como proyecto es dar a conocer, de manera practica, técnicas constructivas con materiales vegetales como la "escoba".

Os esperamos en el Poblado Cántabro de Argüeso.  

domingo, 6 de diciembre de 2020

TRABAJOS CON ESCOBA, ARREGLOS Y MANTENIMIENTO EN EL POBLADO CÁNTABRO DE ARGÜESO

 El Otoño y el invierno son épocas para poner a punto nuestras cabañas en el Poblado Cántabro de Argüeso, y prepararlas para aguantar el duro invierno.

Aunque los techos vegetales aguatan mucho tiempo, dependiendo del material, de entre 10 a 40 años ependiendo de la climatologia, la altitud, la calidad del material y el espesor de este.

En este caso os voy a contar de manera sencilla el trabajo que durante este mes de noviembre estoy realizando en una de las cabañas del Poblado Cántabro de Argüeso, donde habitulamente trabajo realizando el mantenimiento. La cabaña en cuestion se construyo en el año 1999, pero despues de mas de 13 años decidimos desmontar el techo, estructura incluida, y volver a hacerla entera.

Utilizamos la técnica constructiva utilizada en los teitos asturianos,  a base de triangulos y tirantes, manteniendo la inclinacion de 55 a 60 grados, 





Una vez terminada la estructura tendremos que poner las coronas de avellano trenzado haciendo un zarzo, que dará consistencia a toda la estructura, para en la fase final podamos empezar a cubrir con la escoba.
En este articulo quedan recogidas las diferentes fases de reconstruccion de un techo, hasta su estado final, total unos 5 meses de trabajo, en una cabaña de 4x3 metros.




Dar las gracias a nuestros amigos voluntarios colaboradores incondicionales del Poblado Cántabro de Argüeso por su ayuda, Reyes, Miguel, Anthony, Carmen y Kenay.
Os contaremos la fase de cubrición con escoba en el próximo articulo.
Arbrazos desde el Poblado Cántabro de Argüeso.


jueves, 3 de diciembre de 2020

FLUVIARIUM, PROYECTO DE INVIERNO, COVID 19


Hace tiempo que no publicamos en nuestro blog, por lo que os pedimos disculpas. Nuestro tiempo es tan justo que a veces por temporadas, descuidamos algunos de nuestros canales de difusión. Aunque confiamos en vosotros/as para que sigamos vivos cuando acabe todo esto.

Empezamos esta nueva etapa de blog justo ahora, a finales del mes de Noviembre, en pleno COVID 19, con un proyecto que llevamos realizando desde hace unos meses, a ratitos.

Se trata de la construcción de una cabaña de la Edad de Hierro, a escala y utilizando en un 80% materiales originales. El encargo en este caso es para el museo Fluviarium en Lierganes, un centro interpretación sobre la naturaleza, los ecosistemas naturales de nuestros valles que además consta de un acuario con variedades de peces de rio mas representativos.

El diámetro de la cabaña tiene 1,50 mts, y el acabado será exactamente igual que una de las que tenemos en el Poblado Cántabro de Argüeso.

Tal y como nos han encargado esta cabaña formara parte de una de las 4 reproducciones de otras construcciones típicas  de Cantabria.

Aunque pueda parecer que hacer una cabaña en pequeño da menos trabajo que una grande, a veces el simple hecho de trabajar en miniatura complica algunos de los trabajos, como por ejemplo hacer un zarzo en una pared con avellano, o un techo de centeno. 

Para que un zarzo de avellano quede consistente el grosor de las vara han de ser de un dedo pulgar como mínimo, cosa bastante difícil en una cabaña pequeña ya que quedaría desproporcionado. Con la arcilla de las paredes no hay tanto problema, aunque en esta ocasión hemos utilizado cal para mezclarla con la arcilla y que sea más resistente, 



 


Añadir título

Sin embargo el trabajo más laborioso esta siendo realizar el techo de centeno en miniatura, ya que los manojos originales de mas de un metro han tenido que ser cortado uno a uno, a un tamaño proporcional a la cabaña. Os mostraremos el aparato que utilizamos y el numero utilizado cuando acabemos.

Bueno esperamos os parezca interesante y vayáis a verla cuando este abierto al público.

Un abrazo y nos vemos pronto.

jueves, 10 de septiembre de 2020

PASITO A PASITO, EL POBLADO CÁNTABRO DE ARGÜESO, TURISMO CULTURAL AL AIRE LIBRE EN CANTABRIA

 Sin darnos cuenta hemos llegado a Septiembre, sorprendidos, contentos e ilusionados por la trayectoria que hemos tenido a lo largo de estos difíciles meses de pandemia.

Desde nuestra reapertura en el mes de Junio, la respuesta de las personas que nos habéis visitado  ha sido muy enriquecedora. Varios factores han ayudado a que hayamos tenido tan buena respuesta pero una de las mas importantes ha sido el mágico lugar donde estamos ubicados, este entorno natural lleno de bosques en plena naturaleza. Un sitio no apto para todo el mundo, pero que es precisamente lo que le da ese carácter diferente que deseamos. Disfrutando al ritmo de la naturaleza, y nuestras propias piernas.

También hemos tenido una gran oferta de actividades para toda la familia, talleres de arqueología experimental que se han convertido en auténticas experiencias para todas aquellas personas que han participado. Haciendo que cada taller sea una vivencia personal, una manera de entender la educación y la arqueología diferente.

No podemos olvidar el equipo humano que hemos tenido, con una trayectoria de muchos años colaborando en este proyecto totalmente auto-gestionado.

Nuestros guías Carmen, Isidro....nuestro especialista en recreación, artes primitivas y arqueología experimental Jesús Patón, y chico para todo coordinando grupos, material, actividades Raul.

También hemos contado con la ayuda de Helva y Aroa, dos jóvenes emprendedoras, dándole un aire joven a todos nosotros.

Las visitas de Kechu con el equipo del Imbeac, con los que intentaremos llevar a cabo algunos de los muchos proyectos que tenemos pendientes, de divulgación de nuestro patrimonio arqueológico y diferentes tipos de experimentos y recreaciones las cuales darán mucho que hablar.

Ha sido un verdadero placer leer vuestras reseñas tanto en Internet como en nuestro libro de visitas.

Sin vosotros este proyecto desaparecería.

Os damos las gracias de corazón por vuestras aportaciones, visitas e interés por este humilde pero gran proyecto de investigación y recreación arqueológica.

Os esperamos.






jueves, 23 de julio de 2020

TALLER DE FUEGO

El Poblado Cántabro de Argüeso sobrevive gracias al trabajo diario que hacen las personas que estamos en este proyecto día a día, realizando las labores de mantenimiento, trabajos de arreglos de techos vegetales, paredes de adobe, siegas anuales, el cuidado de los animales, además de los trabajos propios de esta época en la que vivimos de oficina, redes sociales, blog, web, actualizar horarios.....y un sin fin de cosas más que no os podéis imaginar.
Pero una parte importante son los voluntarios y voluntarias que cada año han venido (ahora ninguno por el tema del COVID 19) y todos las personas que colaboran con sus diferentes oficios y conocimientos aportando el grueso de las actividades que desde hace años venimos ofreciendo a todos los visitantes.
Jesús Patón se ha convertido en nuestro embajador recreacionista, arqueólogo experimental y multi-sow-man con algunos de sus visitas espectáculo y talleres.
El taller de fuego ha sido un éxito en todas las versiones que hemos ofrecido, las primeros años con nuestro maestro Alis Serna Gancedo, arqueólogo, investigador del IMBEAC y una enorme persona.
Con empezamos a "picarnos" con el tema de hacer nuestro propio fuego, ese elemento vital para la supervivencia de la especie humana haya por el Paleolítico, y que llegados a la Edad de Hierro ha seguido siendo una saber importantisimo para tantas cosas.
La fragua, el trabajo con los metales, la cocción de cerámica, la comida.......el duro frió del invierno..
Después de muchos años de practica y con la ayuda de Jesús Patón y su incansable ganas de aprender, hemos logrado llegado a hacer fuego, pudiendo además realizar este taller de manera segura y sencilla para todo tipo de público. 
Hemos creado nuestro propio combustible vegetal (no es invento nuestro), y dado forma a un taller que a primera vista parece algo inalcanzable, pero que en realidad esta al alcance de cualquier persona que le apetezca experimentar como hacer fuego tal y como lo hacían nuestros antepasados.
Os presentamos para este verano este Taller de fuego, de la mano de Jesús Patón.



Aquí os dejamos el calendario de actividades para este 
especial verano 2020.