ARQUEOLOGIA EXPERIMENTAL

PARQUE ARQUEOLÓGICO
PROYECTO DE ARQUEOLOGÍA EXPERIMENTAL
"Poblado Cántabro de Argüeso, otra manera de vivir la historia.."

lunes, 22 de abril de 2013

INSTRUMENTOS DE LA PREHISTORIA, LA BRAMADERA


Ampliando nuestra oferta educativa y trabajando en linea con la arqueología experimental hemos creado un nuevo taller. " Técnicas de comunicación en la prehistoria". Si que es verdad que cuando hablamos de prehistoria nos solemos ir a la edad de piedra...pero es que en realidad muchas de los materiales utilizados en la edad de piedra se siguieron utilizando en épocas posteriores como la edad de Hierro.
Aunque nuestra exposición de esta época es bastante variada nos vamos a centrar en un instrumento que llama la atención a todos nuestros visitantes.


 Las bramaderas también conocidas como zumbadoras, roncadoras, rombos, tenían forma elíptica y contaban con una perforación en uno de los extremos donde se insertaba el cordaje que se cree era de fibras vegetales. Según la intensidad con la que la que se giraba y la extensión de la cuerda el instrumento respondía con un sonido diferente.
Algunas de las bramaderas que han sido encontradas están hechas en hueso, sobre todo con omóplatos de bóvidos pero no es raro que también hubieran sido realizadas en madera.
Es común entre las encontradas que estén decoradas con motivos esquemáticos o naturalistas.
Hay diferentes hipótesis sobre su uso; se ha hablado de instrumentos musicales, de que pudieron servir para ahuyentar a los animales tales como los lobos, (los pastores del pirineo los utilizaban hace apenas 50 años), también utilizadas en rituales tocadas dentro de cuevas provocando un sonido envolvente y penetrante, aunque la teoría más extendida es que valían para comunicarse a media y corta distancia.
Otros nombres que también se utilizan son rombo, zumbadera, zumba, palo zumbador, placa zumbadora, zurrumbera, zurrubiador, bruñidera, cemburrio, vorrumbia. En inglés se conoce como "bullroarer" o "bull-roarer", en francés "rhombe" y en alemán "schwirrholz".
Las culturas primitivas relacionaban su sonido con lo sagrado o sobrenatural. Se han hallado restos de bramaderas en casi todas las culturas del mundo, en Australia, Norte de América y sur de África y también en la península Ibérica.
Mucha gente ha conocido la bramadera en la película Cocodrilo Dundee 2, donde el protagonista lo describe con un teléfono para llamar a sus amigos aborígenes australianos.
En teatro han sido utilizadas como efecto sonoro para imitar al viento.
Sin más os invitamos a difundir nuestro proyecto educativo para centros escolares, colectivos y todo tipo de personas interesadas en pasar un rato viviendo en la prehistoria.